"La crisis afectará poco a la Web 2.0", augura Tim O'Reilly, creador del término, que esta semana ha participado en Málaga en unas jornadas de software libre.

"La crisis simplemente acelerará los cambios y permitirá deshacerse del peso muerto, como ocurrió en la depresión del 29", explica el editor que reconoce que le pilló de sorpresa la importancia del software social como Facebook.

O'Reilly cree que la tecnología avanza lentamente y que si no lo hace más rápido en 30 años, "peligrará la civilización tal y como la conocemos y la propia existencia humana".

El editor critica el sistema de patentes que, "ahora van más encaminadas a los modelos de negocio y a los programas a corto plazo.

Vía: El País