Microsoft modificará Internet Explorer para evitar patente

Una polémica patente obligará a Microsoft a modificar radicalmente el comportamiento de su navegador evitando que este ejecute automáticamente plugins flash o java. Otros navegadores, como Opera u Firefox podrían verse obligados a seguir el ejemplo de esta empresa lo que obligará a revisar miles de páginas web.

Redacción - Internet Explorer, como otros navegadores, ejecutan automáticamente los plugins que permiten la correcta visualización de componentes multimedia que incorporan millones de sitios web. Este comportamiento del navegador hace posible que cuando un usuario visita un sitio con contenido flash, por ejemplo, este se ejecute automáticamente. Lo mismo sucede con aquellos lugares que incorporan contenido basado en ficheros multimedia como QuickTime, RealOne Player, Acrobat Reader, Sun Java Virtual Machine o Windows Media Player.

Sin embargo, una patente registrada a principios de los 90 otorgaba la propiedad a la empresa Eolas y a la Universidad de California de la tecnología que permite incluir programas interactivos en una herramienta multimedia. Esta patente incluye la llamada tecnología de los plugins, es decir la de aquellos programas que se incorporan al funcionamiento del navegador permitiendo acceder a animaciones, video, sonido, programas y otros desarrollos de terceros.

Patente cuestionada

Hará unos años, Eolas demandó a Microsoft en un proceso que alertó a millones de desarrolladores de sitios web. Reclamo que su patente incluía la tecnología de plugins y que por lo tanto todos los navegadores, y en primer lugar el Internet Explorer con una cuota de penetración del 90%, violaban la propiedad de la compañía exigiendo unas indemnizaciones multimillonarias por el uso de esta.

Tras años de litigio, en 2003 Eolas consiguió que los tribunales condenaran a Microsoft a pagar casi 600 millones de dólares como indemnización, más regalías por cada copia de Internet Explorer en uso.

Aún cuando la empresa de Bill Gates apeló al fallo y cuestionó la validez de la patente, este viernes el gerente general de la unidad Windows, Michael Wallent, anunció que el futuro Internet Explorer 7 no ejecutará en forma automática los plugins. Este resquicio le permitiría a la firma evadir la aplicación de la patente.

"Pensamos que el impacto a la experiencia de los usuarios será relativamente modesta", declaró a Wallent a CNet News, afirmando que esperaba tener una mayoría de usuarios de Internet Explorer con esta versión dentro de los próximos seis meses.

El código que inhabilitará la ejecución automática de plugins será incorporado por defecto al nuevo IE7 que acompañará a Windows XP, 2003 y Vista; mientras que los sistemas operativos anteriores lo recibirán en forma de actualización.

Aplicable a otros navegadores

La decisión de Microsoft de modificar Internet Explorer afectará en gran medida a otros navegadores que también se encuentran en el mercado, como Opera y Firefox. Estos navegadores incorporan una tecnología similar para los plugins por lo que también podrían verse afectadas por la posición final que tome el tribunal sobre las reclamaciones de Eolas.

Finalmente, desarrolladores de todo el mundo han empezado ya a expresar su descontento, tanto con la decisión de Microsoft de modificar el código de Explorer, como con la propia patente de Eolas.


En el primer caso son conscientes de que la modificación introducida en Explorer cambiará radicalmente la manera de navegar de los usuarios y obligará a revisar miles de páginas que se encuentran disponibles en la red. En el segundo caso, advierten de los efectos negativos que produce el sistema de patentes estadounidense y en general de todos aquellos que permiten la "patentatibilidad" de códigos y herramientas informáticas como un freno a la innovación y al desarrollo de la sociedad de la información.

Extraído de Noticiasdot.com