Los grandes del porno se apuntan a la venta online de películas

Mientras la industria cinematográfica de Hollywood prefiere andar de puntillas en cuanto a los avances tecnológicos, reacia a la idea de permitir que los consumidores descarguen copias legales de películas completas por Internet, la industria pornográfica decidió adelantarse de nuevo.



Agencias - La empresa de pornografía Vivid Entertainment empezó a vender el lunes sus películas para adultos a través del servicio de descarga legal en línea CinemaNow.

Los compradores podrán descargar la película de su elección y quemarla en un DVD que podrá reproducirse en cualquier reproductor de DVD, no sólo en una computadora.

La medida es otro adelanto de la industria pornográfica, que fue la que abrió camino al mercado de videos caseros y se apresuró a aprovechar las posibilidades de Internet mientras los estudios de Hollywood lo veían como una amenaza.

"Volvieron a dejar que la industria porno tome la delantera en este asunto", dijo Michael Greeson, fundador de The Diffusion Group, una firma de investigación de productos electrónicos para el consumidor.

"El resto de Hollywood se alejó y se puso a observar, permitiendo que la industria de la pornografía resuelva todos los problemas", agregó.

Existen factores comerciales y tecnológicos que le facilitan a las compañías de películas para adultos el abrazar las nuevas tecnologías más rápido que los medios de comunicación tradicionales.

A pesar de los desafíos, los mayores estudios de cine están tomando algunos riesgos y se están acercando poco a poco hacia la idea de la descarga de películas completas para ser quemadas en DVD.

Tanto Warner Bros. como los Estudios Universal han lanzado programas híbridos en ultramar que permiten que los consumidores que descarguen películas también puedan recibir el DVD correspondiente por correo.

Pero la meta real, dijeron los analistas, es lograr que los títulos más comerciales de Hollywood y los programas de televisión puedan ser transmitidos directamente por Internet a los televisores, sin necesidad de pasar por el DVD en absoluto.

"¿Qué tal si simplemente enciendo mi televisor y presiono el botón de avanzar? ", dijo Greeson. "Ese es el santo grial".

Hollywood está avanzando despacio en esa dirección, pero primero deberá encontrar la forma de aplacar a los minoristas, los asociados y afiliados de transmisión, las salas de cine y otros cuyas ganancias podrían verse amenazadas.

"Mientras más se acerquen a la distribución directa por Internet, será más probable que le den la espalda a sus viejos compañeros de los medios de comunicación, algo que no pueden darse el lujo de hacer", dijo Greeson.

Extraído de Noticiasdot.com