Archivo Adjunto 301

No suele acudir a eventos ni dar charlas. Tampoco lo verás dando clases de marketing, dejándose ver haciendo networking ni escribiendo libros de automotivación con las fórmulas del éxito. Sin embargo, es uno de los emprendedores más exitosos de nuestro país.

El tipo de la foto es Natxo Allende, alias Torbe, actor y director porno y administrador de PutaLocura, una de las webs de porno con más éxito de nuestro país. Natxo creó la web en 1.999 y, desde entonces, su carrera ha sido impresionante, alternando sus innegables éxitos con alguna que otra polémica, como su condena por estafa o su imputación por incluir a una menor de edad en una escena. Natxo no recurrió a incubadoras de startups, ni a business angels, ni a capital semilla. Creó su web cuando los emprendedores tenían que buscarse sus propias castañas, y así lo hizo. PutaLocura nació de cero hasta convertirse en lo que es hoy.

Historia de una venta que no se produjo

Natxo fue el primer actor y director en España que se dio cuenta de que la industria del porno tenía que amoldarse a internet y fue creando un imperio más que rentable (posiblemente millonario) que a día de hoy se antojaría muy jugoso a cualquiera. Y hace un año, el dinero extranjero llamó a su puerta: en mayo de 2011, Natxo asegura que recibió una oferta de unos inversores estadounidenses interesados en comprar PutaLocura y todos los portales que giran en torno a su web, incluido un minisite de webcams.

Las negociaciones han durado cerca de un año. Torbe iba contando algunos detalles a sus lectores, pero parece que la cosa no acababa de concretarse. Finalmente, el propio director ha anunciado que no se llegó a alcanzar un acuerdo.

"Querían la web, pero conmigo dentro"

Con una fuente inmensa de visitas y unos ingresos que no deben de ser bajos, precisamente, podría llamar la atención que la venta no se llevase a cabo, sobre todo si diésemos por hecho que la oferta hecha en principio fuese bastante generosa. Sin embargo, y aunque parece lógico que la falta de entendimiento económico también esté detrás de la negativa a vender, Torbe señala algún aspecto más: "Había un problema, querian la web pero conmigo dentro, y por 10 años. Yo les decía que si querían mi web era desvinculándome yo del proyecto, y ahí residían todos los problemas".

"Seamos sinceros, si yo vendo mi web es para desaparecer y vivir el resto de mi vida tocándome los huevos, no para estar con un jefe detrás que me diga lo que tenga que hacer. O damos el pelotazo y adiós muy buenas o nada", asegura Torbe esgrimiendo unas palabras que de entrada parecen bastante duras, pero que llevan tras de sí 13 años de trabajo en el proyecto.

"El dinero me la pela, lo que quiero es estar a gusto"

Pese a que Torbe nunca ha estado interesado en vanagloriarse ni presumir de emprendimiento, detrás de su mensaje se encuentra el discurso al que más recurre el emprendedor medio: la libertad y el placer de trabajar para uno mismo: "A mí me la pela el dinero, yo lo que quiero es sentirme a gusto con lo que hago. A mí la web me llena, es mi vida. Me lo paso bien. ¿Por qué me lo van a quitar y me van a poner a un tío que me diga lo que tengo que hacer? No, valoro mucho más la libertad que cualquier otra cosa. Y la web ahora es libre, hago exactamente lo que me apetece".

Después de más de 13 años de trabajo diario, no sabemos si a Torbe le volverá a llegar una oferta de compra de su web. Lo que parece seguro es que, como él mismo dice, seguirá disfrutando de su trabajo.

Fuente: La frustrada venta de Putalocura.com, una de las webs porno más exitosas de España - Tecnologa - ElConfidencial.com