Discográficas demandan al servicio ADSL de Telefónica Argentina por incentivar descarga ilegal de música
El conflicto surgió por la puesta al aire de una campaña publicitaria que promueve el uso de Internet para descargar música. Esta campaña motivó que la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF) iniciará una querella contra Speedy, la marca comercial del servicio de banda ancha de Telefónica.

Bajo el lema de "Bajás toda la música y la llevás con vos" Speedy promocionaba el servicio de banda ancha entre los consumidores argentinos. En esa misma promoción, aquellos clientes que contrataban el servicio entraban diariamente a participar en el concurso diario de un Shuffle iPod.

Para las discográficas esta campaña era lesiva hacía sus intereses promoviendo el uso de las nuevas tecnologías digitales para delinquir.

"No existiendo actualmente portales que permitan la descarga de archivos de música en forma autorizada y sin infringir la ley de propiedad intelectual, se considera que basar la campaña en la descarga de música promueve un ilícito contra todos aquellos que tienen derechos sobre obras musicales: los autores y compositores, los intérpretes y los productores de fonogramas", explica la querella.

Para los abogados de CAPIF, la campaña instaba a cometer un delito contra la propiedad intelectual ya que en la Argentina aún no existen tiendas virtuales para bajar música legalmente de la red, como iTunes, de Apple, o Y!Music, de Yahoo, ambas de Estados Unidos.

Las discográficas argentinas deben desconocer que hay multitud de sitios que ofrecen música legal y totalmente gratuita amparándose en el derecho del autor a distribuir su obra libremente y que, además, portales, emisoras radiofónicas e incluso las mismos sitios de artistas de primer orden ofrecen títulos para su descarga legal a cualquier ciudadano de cualquier país

El reclamo de las discográficas no sólo apunta a que Speedy cese su campaña, sino que además pretende una indemnización por daños y perjuicios, que estima en una cantidad igual a lo que invirtió el proveedor de Internet en la creación y difusión de la campaña publicitaria.

Portavoces de Telefónica indicaron que el próximo viernes tendrá lugar un acto de mediación y que ya habían retirado la campaña tal como pedía en su reclamación CAPIF.

De prosperar la moción, otros operadores de banda ancha con promociones similares podrían verse envueltos en demandas similares, no solo en Argentina, sino en todos aquellos países donde no existan tiendas legales de música online.



Extraído de Noticiasot.com