TERREMOTO / COMUNICACIONES

Colapsó la red

Los servicios de internet con el extranjero se han cortado en Pekín, Shanghai y otras ciudades chinas, aunque es posible el acceso a portales nacionales

Una buena parte de Asia está incomunicada del resto del mundo debido al terremoto de 6,7 grados en la escala abierta de Richter registrado ayer en Taiwán, justo dos años después del gigantesco terremoto y maremoto que asoló el sureste asiático.


Según informó este miércoles la agencia oficial china Xinhua, gran parte de las telecomunicaciones entre la China continental, Taiwán, Estados Unidos y Europa se han cortado, y las de Filipinas, Indonesia, Singapur, Tailandia, Corea del Sur y Japón también se han visto afectadas.

China Telecom, una de las principales operadoras de telecomunicaciones y servicios de banda ancha de China, informó de que se han cortado al menos seis de sus cables subterráneos situados a 15 kilómetros al sur de la isla de Taiwán, donde se localizó el epicentro.

Los técnicos temen que se tarden hasta tres semanas en arreglar los daños, aunque ya se han iniciado los trabajos de reparación, según confirmaron a Efe los servicios técnicos de China Mobile.

PCCW, el principal proveedor de línea telefónica de Hong Kong, señaló que la mitad de los servicios de transferencia de datos están averiados.

Desde China el acceso telefónico al extranjero es prácticamente imposible desde un teléfono fijo, y según parece la avería afecta a todo el país asiático; los teléfonos móviles pueden realizar y recibir llamadas del extranjero gracias a la comunicación vía satélite.

Los servicios de internet con el extranjero se han cortado en Pekín, Shanghai y otras ciudades chinas, aunque es posible el acceso a portales nacionales.

En Filipinas, las cuatro principales empresas de telecomunicaciones -Philippine Long Distance Telephon (PLDT), Globe Telcommunications (Globe), BayanTel y Digitel- han visto interrumpidos o mermados sus servicios, afectando a teléfono y conexiones de internet.

Algo similar con internet ocurre en Bangkok, donde algunas páginas web son inaccesibles y otras tardan mucho más de lo habitual en abrirse.

El principal operador de telefonía móvil de Tailandia, Advance Info Service (AIS), ha visto afectado su servicio internacional y ha recurrido a un sistema alternativo para mantener sus prestaciones.

En Singapur ni las oficinas gubernamentales ni el aeropuerto del país se han visto afectados, pero sí ha habido interrupciones en los servicios de internet, explicó Singapore Telecommunications (SingTel), la principal compañía telefónica de Singapur, cuyas conexiones con Estados Unidos y Europa se salvaron.

(EFE)