Tuenti ya no es aquella red social que utilizaban muchos jóvenes españoles hace algunos años para comunicarse entre sí con la garantía de encontrarse en un lugar privilegiado y privado -al principio había que se invitado por alguien para registrarse y sus contenidos no se indexaban en buscadores-.
Ahora se enfoca en ser un operador móvil virtual (OMV) que ofrece tarifas interesantes. Hace poco, su fundador y consejero delegado, Zaryn Dentzel, señalaba que la labor de Tuenti no había culminado y que su misión era, una vez más, «transformar radicalmente las comunicaciones».
Tuenti Móvil, la operadora, suma ya 200.000 suscriptores, pero sigue sin producir beneficios. En 2012, según filtraciones no oficiales, la compañía fundada en 2006 perdió dinero por segundo año consecutivo. Al analizar la situación que atraviesa en estos momentos, en el que la empresa ha perdido el 74% de los usuarios en solo seis meses (datos de la firma de análisis GlobalWebIndex), algunos expertos creen que Tuenti ha tocado techo y se dirige hacia el fracaso.
Para Javi Guembe (@javig), especialista en redes sociales y autor del libro «Twitter para Dummies», la situación es de transformación. Este experto recuerda que Tuenti, en sus años gloriosos como red social, experimentó un serio revés. «Tuenti como red social sufrió que Facebook especialmente lanzarse versión en español y llegase a España para convertirse en la mayor «red social generalista» en este país. También la popular red de «microblog» Twitter, aunque distinta, es el escenario donde se siente más cómodo el público tradicional de Tuenti, los adolescentes. Las redes sociales no son rentables en sí mismas, tienen el problema de generar muchísimas páginas vistas pero pocos ingresos por cada mil impresiones. Twitter también está en pérdidas», recuerda.
Sin embargo, considera este experto, también autor del blog autor del Estwitter.com, que la empresa ha dado un paso importante con Tuenti Móvil. «Tuenti, en vez de quedarse como una red social con cada vez menos usuarios, tiene una gran posición como el OMV de Telefónica, usando una marca que ya existe entre el público joven, con una excelente red de cobertura, red comercial, y excelentes tarifas sobre todo para internet».
Algunos gurús, al analizar las cifras, como la pérdida de 23 millones de euros en el año fiscal 2013 y perder el 74% de sus usuarios como red social en 2014, hablan de su inminente hundimiento. «La situación es de transformación y no tanto de fracaso. Tuenti es una marca de vanguardia en muchos temas nuevos de comunicaciones que Telefónica ha querido afrontar, como llamadas de voz IP, red social, mensajería instantánea. Se verá si es lo que buscan los clientes en un futuro en un operador. Facebook, con la compra de WhatsApp, también parece estar poniendo un paso en un terreno similar donde se integran funciones de operador de telefonía móvil e internet, mensajería instantánea y red social», destaca.
Facebook hizo daño al negocio de Tuenti como red social en España al irrumpir en español, pero no solo eso. Guembe explica que Tuenti tiene «bastantes carencias» en relación a la red social de Mark Zuckerberg, por ejemplo aplicar con más rigor la Ley al pedir DNI si sospecha que el usuario es menor de 13 años ó el registro abierto. «Tuenti como red social tiene bastante por hacer, y creo que ya no es el momento. De hecho ellos mismos están por la labor de ser un operador de telecomunicaciones innovador, más que una red social».

Tuenti presentó el 8 de julio su propuesta VOZDigital, que suma sus labores como aplicación y como teleco. Con el tiempo, la empresa española demuestra que ha apostado (casi) todo por ser un operador de telefonía virtual, algo que le parece correcto a Guembe. «Es necesario, los operadores de telefonía móvil tradicionales tienen una gran pérdida de usuarios en favor de los OMV especialmente. Así que tener un OMV potente, con buenos precios, y buena marca entre adolescentes e Internet es una gran decisión de Telefónica, lo hiciera con ésta u otra marca».

El posible problema que estaría encontrando Zaryn Dentzel es que su modelo de negocio no crece tan rápido como él quiere. «Lo que está ocurriendo de todas formas es que el ritmo de crecimiento no es tan alto como otros que no cuentan con tan buena marca de base, como es Pepephone, basada sobre todo en prestar un gran servicio al cliente y que se ha ganado su reputación por la mera recomendación de los usuarios».

Según las estética, los anuncios publicitarios y el tono en el que se dirige Tuenti, pareciera que, una vez más, la empresa se enfoca en un público joven. Guembe coincide con esta visión pero no está desviado Tuenti. «Sí, es correcto, aunque vale para jóvenes de muchas edades. Los OMV también se están 'tematizando'. En vez de competir todos entre todos, cada uno va a un nicho determinado (extranjeros, jóvenes, empresas, generalistas, integración con servicios de operador) y Tuenti tiene ese segmento de forma natural por su asimilación Tuenti=adolescente»