A raíz del tema que surgió sobre facturar sin ser autónomo, sobre todo nosotros que cobramos poco, os expongo mi punto de vista, y cómo lo hago yo. Ya que esto no está muy bien explicado en la ley y si preguntas en Hacienda te dicen cosas diferentes, depende de quien, aclaro que me baso en experiencias de otros y propia.

Lo digo porque lo que voy a contar no es "la ley", sino mi interpretación:

1. Se puede facturar sin ser autónomo siempre que mensualmente no sobrepases el salario mínimo interprofesional (641,40 €)

2. Hay por ahí un "bulo", creo, que dice que no se puede sobrepasar una facturación mayor de 3000 € anuales a un mismo cliente sin declarar. Lo de los 3000 euros es por la cantidad a partir de la que el banco tiene que avisar a Hacienda, por ser movimientos "mayores". Según me dijeron en la SS una vez, lógicamente lo que no puedes sobrepasar es el SMI x 12. Pero en este caso entra en juego el punto 3.

3. El problema de todo esto es la "habitualidad". Según el RETA: “se entenderá como trabajador autónomo aquél que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo”. Con lo que si estás un año presentando facturas, puede que te toque la china. Pero vamos, no lo dejan muy claro. Así que buscando, encontré esto:

Cita:
El Tribunal Supremo, ante la ausencia de concreción normativa, entiende que una actividad económica se ejerce con habitualidad cuando el rendimiento anual supera el importe del salario mínimo interprofesional , que para el año 2005 está fijado en 7.182,00 € (Sala de lo Social, sentencia de 29 de octubre de 1997).”
Tan sólo habría que actualizar los 7.182 € de 2005 al SMI de 2011, con lo que tenemos que no podríamos facturar sin darnos de alta como autónomos más de: 7696.8 €

Para fundamentar esto, tenéis esta sentencia del Tribunal Supremo. Ahí podéis encontrar lo siguiente:

Cita:
El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos se encuentra actualmente regulado en el Decreto 2530/1970, de 20 de agosto. En el artículo 2 del mismo se establece el concepto de trabajador por cuenta propia o autónomo:

“1. A los efectos de éste régimen especial, se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas.
Aquí menciona que el RETA no aclara el tema de cuánto tiempo consideran "habitualidad":

Cita:
Como la sentencia a la que nos estamos refiriendo señala, la normativa sobre el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA), no precisa de manera completa el alcance del requisito de habitualidad de la actividad económica a título lucrativo que se exige al trabajador autónomo o por cuenta propia para su inclusión en este Régimen especial, ofreciendo sólo algunas indicaciones sobre el mismo respecto del trabajo de temporada (art. 2.2. del Decreto 2530/1970).

Esa falta de precisión ha obligado a la jurisprudencia a establecer una línea de demarcación suficientemente clara de su campo de aplicación.
Y aquí lo que nos importa:

Cita:
En definitiva lo que viene a afirmar la sentencia de 29 de octubre de 1997, en lo que respecta a los subagentes de seguros, es que no se puede apreciar el requisito de habitualidad cuando, a falta de otros indicios, los ingresos obtenidos por dicha actividad no superen el umbral del salario mínimo interprofesional y, por lo tanto, al no reunir los requisitos establecidos en el art. 2 del Decreto 2530/1970, no existe obligación de darse de alta y cotizar en el RETA. Obligación que sólo surgirá, entonces sí, en el momento en que sus ingresos superen dicho umbral.
Aunque aquí se refieren a subagentes de seguros, al final se expone esto:

Cita:
Estos ejemplos vendrían a confirmar, en principio (hay que tener en cuenta que puede haber otras excepciones como la del supuesto de los agentes de seguros), que cualquiera que sea el sector de actividad al que se dedique el particular por cuenta propia, sería posible la aplicación de la doctrina jurisprudencial que venimos desarrollando con la consiguiente excepción de la obligación de alta y cotización en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.
En resumen, según todo esto, sí que podemos facturar sin ser autónomos, pero bajo esos límites.

¿Qué conceptos hay que poner en la factura?

Un ejemplo con 100 €, para que se vea más fácil:

+Base imponible: 100 €
+I.V.A. (18%): 18 €
-Retención (7%): 7 €
=TOTAL FACTURA: 111 €

Lo que tenemos que preguntar en Hacienda es el tipo de retención que nos corresponden. Normalmente, los cuatro primeros años es del 7%. Al menos a mí me dijeron eso allí y así lo hago.

I.V.A.

La actividad que realizamos está exenta de I.V.A., con lo que no debemos facturarlo. Este sector pertenece al al epígrafe 861 del Impuesto de Actividades Económicas.

AGRUPACION 86. PROFESIONES LIBERALES, ARTISTICAS Y LITERARIAS.
Grupo 861. Pintores, escultores, ceramistas, artesanos, grabadores y artistas similares.

Así que la factura nos queda:

+Base imponible: 100 €
-Retención (7%): 7 €
=TOTAL FACTURA: 93 €

Pasos para poder emitir la factura

1. Realizar la Declaración Censal de Alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores, en el epígrafe 861 del IAE (el que vimos antes). Es fácil y consiste en rellenar el Modelo 036 o 037 (simplificado). Es gratuito y se puede hacer también telemáticamente aquí.

2. Para emitir la factura y que sea válida deben aparecer nuestros datos:
Nombre Completo, dirección, DNI, valor de la factura.

3. Trimestralmente tendremos que hacer la declaración de I.V.A, aunque sea a cero por estar exentos. Y anualmente, la de todo el año.
--

Pues nada, creo que es todo. Si me dejo algo o descubrís algún error, avisadme para que lo miremos. Si creéis que está todo correcto, igual podría ponerse esto en el primer hilo, junto al resto de información.

Saludos!