1.Debilidad o entumecimiento de la cara, brazo o pierna de un lado del cuerpo, de forma repentina.
2.Confusión o dificultad para hablar o entender, de forma repentina.
3.Dificultad para ver por uno de los dos ojos, de forma repentina.
4.Dificultad severa para caminar, pérdida de coordinación o de equilibrio y mareos, de forma repentina.
5. Dolor de cabeza severo sin razón aparente, de forma repentina.