¡Objeción!
06.02.2007La justicia estadounidense ordenó a un sitio de Internet dejar de mostrar algunos objetos personales de Paris Hilton, después de que la millonaria heredera presentara una demanda contra la página web.
El 29 de enero pasado, Hilton presentó una demanda civil contra el sitio "parisexposed.com", que presentaba fotos, videos, grabaciones de conversaciones e incluso reproducciones de su pasaporte y de su carnet de salud, obtenidos en una subasta organizada por un depósito de muebles al que Hilton no le había pagado.

La chica preferida de los paparazzis, de 25 años, manifestó su preocupación por la divulgación de información personal en este sitio que pudo haber sido usada "para el robo de identidad, o aún peor, para acosarme y perseguirme", dijo la joven al momento de presentar la demanda.

Según la demanda, los objetos, que incluyen fotos en topless, fueron comprados en subastas hasta por 2.775 dólares que pagaron dos personas que luego las revendieron en 10.000 dólares a un tercer comprador, que también fue demandado por Hilton.

El sitio "parisexposed.com" pedía un pago de 39,97 dólares para ver los objetos y fotos de Hilton.

En una decisión emitida el viernes, el juez federal de Los Angeles George King no ordenó el cierre del sitio pero pidió que se dejaran de mostrar algunos objetos sensibles como sus números de identificación, teléfono y cuenta bancaria.

La orden abarca también "fotos, videos y escritos que describen la sexualidad (de Hilton) de una manera nunca antes dada a conocer al público".

Según el juez, Paris Hilton "corre el riesgo de sufrir un perjuicio irreparable a su reputación" si los objetos continúan siendo presentados.

En una declaración adjunta a la demanda, la protagonista del programa de televisión "The Simple Life" explicó que las pertenencias que estaban expuestas en la página web fueron llevadas a un depósito hace dos años luego que ella y su hermana Nicky se mudaran de vivienda.

La chica preferida de los lentes de los paparazzi de Hollywood indicó que se suponía que la empresa de mudanza corriera con los gastos del depósito y por eso la "conmovió y sorprendió" saber que no se había pagado la suma y por ello sus pertenencias fueron vendidas y subastadas al público.

"Me impactó saber que esta gente ha estado explotando tanto mi privacidad como la de mi hermana con fines comerciales", dijo la millonaria joven en su declaración.

(AFP)