Próximamente podremos ver las imágenes adjuntas en un e-mail sin necesidad de descargar el adjunto:

Gmail proporciona todas las imágenes a través de servidores proxy de imágenes de Google y las transcodifica antes de enviarlas paraproteger a los usuarios como se indica a continuación:
Los remitentes no pueden utilizar la carga de imágenes para obtener información, como tu dirección IP o tu ubicación.
Los remitentes no pueden establecer o leer cookies en el navegador.
Gmail comprueba si las imágenes contienen virus o software malicioso conocidos.

¿Qué os parece?.