Si estás penalizado por el algoritmo de Google será necesario hacer una serie de cambios en tu página. Y para ello comenzaremos limpiando los malos enlaces, que en función de su procedencia tendrá un plan de ejecución u otro:

- Si proceden desde webs donde tenemos control de edición, o páginas web como directorios españoles o similares siempre podemos contactar directamente para que los eliminen manualmente.
-Si proceden desde webs extranjeras, directorios y granjas de enlaces extraños, etc. no nos quedará más remedio que eliminarlos mediante el formulario de Disavow Links que Google nos proporciona. Aunque el primer plan de ejecución siempre es mejor.

Ahora solo toca tener paciencia y esperar resultados.