Un estanciero riquísimo, se casa con Casilda, una muchacha muy pobre de su región.
Al poco tiempo le regala un auto 0 km, le da empleo en la estancia a toda la familia de ella,... en fin les cambió radicalmente la vida.
Todos estaban felices hasta que después de un año de casada... Casilda reúne al padre y a la madre y con lágrimas en los ojos, les dice:
-¡¡¡No aguanto más!!!. Me quiero divorciar!!!.
-¿Estás loca Casilda??? Tu marido es un hombre buenísimo, te quiere, te respeta, resolvió la vida de todos nosotros y ahora querés patear todo, por queeeeeé???, pregunta el padre de Casilda.
-Mire papá, a él solamente le gusta tener sexo anal, no me puedo agachar que ahí el viene por atrás y... ñáaacate, me hace el rosquete!!!. Para que tenga una idea viejo, cuando me casé, el agujerito de mi trasero parecía una moneda de 10 centavos y ahora después de un año parece una moneda de 1 peso.
-Y decime nena... ¿Por 90 centavos vas a hacer todo este quilombo???!!!