david ayala

Las claves del éxito para hablar en público


¡Hola Soywebmaster!

Aquí David Ayala de nuevo con un artículo en el que quiero hablarte de algo muy importante para cualquier persona, ya sea porque te quieres dedicar a trabajar tu marca personal, o ya sea simplemente porque debido a tu trabajo tienes que realizar presentaciones cada cierto tiempo, así que, sea cual sea tu caso, quédate para no perderte nada porque vamos a hablar de…¡El arte de hablar en público!

Y sí… Lo he llamado arte, porque conseguir hablar en público correctamente, y sobretodo, sin ponerse nervioso, es todo un arte.

A continuación hablaremos, no solo de los pasos previos a realizar antes de la charla, si no también de consejos durante la misma, y por supuesto, todos esos trucos que estás deseando saber para no ponerte tan nervioso, o al menos para que no parezca que lo estás.

Así que, ¡Comenzamos!

hablar en publico

Cómo preparar tu charla

Antes de dar la charla, por supuesto es importante hacer un trabajo previo para conseguir el mejor resultado posible, así que a continuación te doy trucos para que puedas lograrlo sin problema.

Prepara con antelación lo que vas a decir

En primer lugar, antes incluso de pensar en hablar en público, debes preparar tu charla. Esto es algo muy importante y que a mi personalmente me ayuda bastante, preparar con antelación lo que vas a decir en público (no dejarlo todo para última hora).

Evidentemente no hace falta que te lo sepas todo al pie de la letra, al contrario, eso puede ser incluso contraproducente, ya que si te lo has aprendido de memoria y durante la charla te distraes o te cortan, luego es muy probable que no sepas por dónde continuar.

Así que prepara tu charla, pero basándote en un pequeño guion para que sepas todo lo que vas a decir, pero siempre utilizando tus propias palabras.

Dominar el tema es importante

Lo ideal es siempre que prepares un tema sobre lo que estés cómodo hablando, algo sobre lo que seas experto.

¿Por qué? Es muy sencillo, si te quedas en blanco y es un tema que no conoces muy bien, será mucho más complicado el que puedas improvisar. Además a la hora de las preguntas será mucho más cómodo el que respondas sobre algo en lo que eres realmente bueno.

Esto puede ser algo sencillo si vas a hablar sobre ti o sobre tus conocimientos, pero seamos realistas, en el mundo real no siempre vas a hablar de algo que domines al 100%, así que vuelvo a repetir mi consejo, prepara tu charla con antelación. Y aunque no seas experto en el tema del que vas a hablar… ¡al menos haz que lo parezca!

Practica la charla con antelación

Otra cosa importante, y que te va a ayudar mucho es que practiques en privado lo que has preparado y lo cronometres. De esta manera te asegurarás no excederte ni quedarte corto en tiempo. Del mismo modo te servirá para memorizar gran parte de tu charla.

Esto del tiempo recuerda que es algo orientativo, ya que no es lo mismo practicarla en tu casa que dar la charla delante del público.

Además, si se trata de una charla algo complicada o si vas a usar términos muy técnicos, lo mejor es que le cuentes tu charla a una persona de confianza para que te diga si realmente se está entendiendo lo que cuentas, o si por el contrario vas a liar todavía más al personal.

Lleva soporte visual

Vale, sí, si alguno de vosotros seguís mis charlas, seguro que ya sabéis que yo no siempre cumplo con este punto, pero eso no quita para que sea muy útil llevar un Power Point a todas vuestras charlas.

Y es que las imágenes llaman mucho más la atención que la voz, así que llevar algo de soporte visual siempre es una gran ayuda para que la gente no se aburra con la charla y que sigan prestando atención.

Va a haber imprevistos

Piensa en que todo puede ir mal en cualquier momento. Vale sí, no creo que eso sea la mejor forma de relajarte, pero seamos realistas… prácticamente en casi cualquier charla que vayas a dar, algo saldrá mal o se presentará un imprevisto que debas solucionar.

Tienes que valorar que el proyector pueda fallar, que alguien quiera “trolear” tu charla o cualquier otro imprevisto. Pero esto es algo que realmente debería relajarte ya que si tienes en cuenta estos problemas, luego no te pillarán por sorpresa y podrás encontrar soluciones de una manera mucho más sencilla y sobre todo rápida.

Cuando vayas a dar una charla, piensa que todo puede torcerse en cualquier momento. Click Para Twittear

A esto me refería sobre todo cuando he dicho que lo mejor es llevar un pequeño guion a la charla con los puntos más importantes que quiero tratar, pero sin aprenderse todo de memoria, porque si algún detalle va mal, o falla el proyector y no puedes contar con tu presentación, al menos sabrás por dónde y podrás continuar con tu charla sin problemas.

Tips pre charla

Antes de comenzar con la charla hay varias cosas que te ayudarán a subir al escenario con mayor tranquilidad.

Empieza con buen pie

En primer lugar da un repaso a lo que vas a decir en público y sobre todo a la frase con la que vas a iniciar tu charla. Esta marcará el hilo conductor de la misma y por lo tanto es muy importante que comiences con buen pie.

Eso sí, si vais a contar un chiste para parecer simpáticos, que sea bueno.

Trabaja a conciencia la frase de apertura de tu charla. Click Para Twittear

No olvides el agua

Tras esto hazte con una pequeña botella de agua ya que te aseguro que dar una charla con la boca seca será algo que te pondrá bastante nervioso.

Si te da reparo parar la presentación para beber agua, un buen truco que puedes seguir es el de lanzar una pregunta al aire, y en lo que la gente la contesta, tú ya habrás podido beber agua y refrescarte.

Conoce a los asistentes

Del mismo modo, antes de que empiece la charla, aprovecha para hablar con los asistentes, mezclarte con ellos, etcétera.

De esta forma comenzarás a conectar con ellos incluso antes de subir al escenario. Esto te dará una mayor tranquilidad a ti y una mayor confianza a ellos.

Repasa que todo esté correcto

comprobaciones

Antes de comenzar con tu charla asegúrate de que todo está correcto.

Comprueba que tienen tus diapositivas cargadas y si no las tienen es momento de que saques una copia de las mismas para que las carguen.

Testea el “pasa diapositivas”, que sepas como funciona, cual es el botón de siguiente, el de anterior y si tiene puntero laser que puedas utilizar también.

Checkea también tu micrófono para evitar posteriores problemas y que tu charla se retrase por culpa de que no funcione correctamente.

Consejos a la hora de subir al escenario

panico

El momento de subir al escenario es quizás el momento que más nervios te pueda dar, sin embargo es el momento que más tienes que disfrutar.

Disfruta el momento de subir al escenario a hablar. Click Para Twittear

Dar charlas es algo que hay que disfrutar y por ello mentalízate en disfrutar más que en sufrir. Yo tengo que reconocer que disfruto como un enano cuando subo al escenario jeje, pero como todo el mundo, también me pongo nervioso.

Haz contacto visual

Como consejo, una vez subas al escenario, intenta hacer contacto visual con gran parte de la sala. Esto tiene un doble beneficio, y es que mirarlos a los ojos hará que, por un lado te familiarices con esas caras y te relajes, y por otro, que ellos también se sientan más conectados contigo al haber establecido contacto visual.

Algo importante es que intentes fijar tu mirada durante la charla, no mires al suelo ni al techo, intenta mirar más o menos al centro de la sala, o incluso si quieres puedes intentar fijar la mirada en algunas de las personas del centro de la sala para que así te mentalices como si le estuvieras explicando todo a esas personas en concreto.

Eso sí, no mires todo el rato a la misma persona, porque igual parece un poco siniestro jaja

Presta atención a tu lenguaje corporal

No te quedes rígido, deja trabajar al lenguaje corporal, eso te relajará a la par que dará mejores sensaciones al público que una persona totalmente estática y cerrada.

Si la sala es muy grande, muévete a lo largo del escenario, intenta dividir mentalmente el escenario en parte central, ala izquierda y ala derecha. De este modo podrás moverte de unas zonas a otras prestando atención a todo el público por completo.

Modula tu voz

No olvides cambiar el tono de tu voz de vez en cuando, habla más bajo o más alto para que la gente se entere de lo que les estás diciendo. Sobre todo esto viene bien si la charla es a primera hora de la mañana y aún están medio dormidos.

También en cuanto a la voz quería comentaros un truco bastante útil, y es que hay personas a las que cuando hacen una presentación en público, les empieza a temblar la voz. Esto tiene fácil solución, y es que si ves que esto te va a ocurrir a ti, pellizcate la palma de la mano o clávate un poco las uñas (no nos pasemos tampoco), parece una chorrada pero la verdad es que funciona.

Haz que el público participe

Haz que el público también participe, ya sea con preguntas más complejas o con preguntas de respuesta sí o no. Esto hará que el público se sienta parte de la charla, se sienta partícipe y por lo tanto preste mucha más atención.

Sé simpático

Introducir pequeños momentos de humor, pequeñas frases graciosas siempre hará que el público se relaje, esté más cómodo y conecte contigo.

Recalca tus frases favoritas

Algo muy importante también, es que digas algunas frases cortas pero contundentes, e incluso que las presentes en grande en las diapositivas.

¿Por qué? Pues por que serán las frases con las que se quedará la gente, las que compartirá por redes sociales, etcétera.

Cómo terminar tu charla

Tan importante es el final de tu charla como el comienzo de la misma. Por ello es importante que termines con una buena reflexión, con una pregunta o similar. Algo que haga pensar y reflexionar a los presentes.

Termina tu charla con una potente reflexión para el público. Click Para Twittear

Del mismo modo, da las gracias a todos los asistentes por haber estado ahí y por haberte escuchado.

Conclusiones

Hablar en público no es fácil y es algo que sobretodo las primeras veces te va a poner muy nervioso. Sin embargo piensa que el dar una charla es una oportunidad para todo lo contrario, para relajarte, para pasarlo bien y para disfrutar.

Vas a hablar de un tema que conoces, que has preparado, y que la gente está deseando escuchar. Seguro que todo sale perfecto en tu próxima charla, pero si aun así estás nervioso, no te preocupes porque es lo normal, se trata simplemente de ir cogiendo práctica y de ir mejorando.

A mi personalmente me encanta hablar en público, me encanta hacer charlas y me encanta hacer que los asistentes participen en las mismas, pero como todo en esta vida, las primeras veces suelen ser las peores.

Como siempre Soywebmasters, gracias por estar ahí leyendo los posts y DEJADME EN COMENTARIOS vuestras opiniones, consejos, vuestras propias experiencias en las charlas… Y lo que os dé la gana en general.

⬆️      👆      ⬆️      👆      ⬆️
SI TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO - ¡COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES!
Avatar de David Ayala

David Ayala

Mi nombre es David Ayala y llevo desde el año 2003 trabajando el SEO en Internet. Me encanta probar cosas nuevas en el posicionamiento web con las que siempre aprender en mi día a día. La teoría está bien saberla, pero es muy aburrida y con lo que realmente se aprende es con la práctica.


twitter facebook linkedin google plus

Otros artículos que te pueden interesar:

Cómo hacer un curriculum vitae en 2018 Encontrar un trabajo con el que te sientas a gusto, y que sobre todo, te permita vivir de la mejor manera posible, no siempre es algo sencillo, de hec...
Qué es una carta de presentación y como hacerla En primer lugar, y desde luego antes de empezar a decirte cómo se debe redactar una carta de presentación, debes saber exactamente qué es, ya que si n...
Mis mayores CAGADAS profesionales ¡Hola Soywebmaster! ¡Aquí David Ayala de nuevo!En esta ocasión no vengo con ninguna mega guía de esas a las que te tengo acostumbrado, ni a desme...
Dominando el lenguaje corporal en los negocios ¡Hola Soywebmaster!Aquí David Ayala de nuevo con un artículo en el que quiero hablarte sobre algo muy importante en el mundo de los negocios, y de...


COMPARTE TU COMENTARIO CON LA COMUNIDAD (6)
  1. ¡Vaya buenos consejos! Me vienen de lujo David, además los has explicado con una sencillez que de hecho, me lo guardo en favoritos para un futuro no muy lejano 😉
    ¡Un abrazo fenómeno!

  2. David dice:

    Relaja leer esto. Voy a dar mi primera charla de SEO el viernes 12 Y estoy acojonado jajaja

  3. Excelentes consejos, me hubieran venido muy bien en mi epoca de facultad! 😅

  4. Alicia dice:

    Recuerdo la primera clase que di ante estudiantes de periodismo en una universidad. Me pasaban mil y una cosas por la cabeza y claro, estaba nerviosa. Pero soy periodista radial y eso lo he tenido muy claro. A mi también me gusta hablar y a veces lo hago hasta por los codos hahaha. Los nervios son algo positivo si lo sabemos manejar. Ese “pánico escénico” es necesario, es pura adrenalina y puede (y para mi, debe) ser esa chispa con la que iniciamos una charla. Para relajarnos un poco, también sirve hacer ejercicios de respiración unos 10 minutos antes de iniciar la charla. Si tenemos oportunidad de meternos al baño o en un espacio donde podamos calmar un momento nuestra mente, irá más que bien. Hay unos ejercicios de CALISTENIA que son buenísimos. Se enfocan en la voz, la circulación y una parte específica del cuerpo. La idea es que tras estos ejercicios nuestra voz y nuestro acto de hablar en público tenga también una estética. Y de paso estaremos bajando la tensión. Si el corazón bombea mucho mejor la sangre, nos sentiremos menos nerviosos. Los ejercicios de respiración debemos hacerlos con calma, relajados. De nada nos servirá respirar a mil y tratar de calmarnos porque haremos el efecto contrario. Lo que dices del lenguaje corporal, fundamental. Es la mayoría de carga simbólica en nuestro mensaje. Gracias por el aporte David y por la experiencia, siempre vienen bien estos consejos 🙂

Deja tu comentario!











Comentando aceptas nuestra política de privacidad y nuestro aviso legal.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones, serán tratados por José David Ayala Gil como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de datos es para poder comentar y para enviarle nuestras publicaciones y promociones de productos y/o servicios. Legitimación: Nos das tu consentimiento. Destinatarios: Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de OVH. Podrás ejercer en cualquier momento tus derechos de rectificación, limitación, supresión y acceso a los datos.

Usamos cookies que analizan hábitos de comportamiento y navegación que aceptas al navegar aquí Políticas de privacidad | Cookies | Aviso legal